El Sueño de Volar

EL SUEÑO DE VOLAR
Por Zadi Desme
www.zadi.webnode.cl

El sueño del hombre por volar como las aves se remonta a tiempos impensables, ya en La mitología griega la representa en una de sus historias donde cuenta como el Rey Mimos confina en el laberinto de la isla de creta a Ícaro y su padre Dédalo
Con la intención de huir, Dédalo fabricó unas alas para él y su hijo. Las adhirió con cera a los hombros de Ícaro y luego en los suyos, iniciando el vuelo que los llevaría a la libertad. El padre había advertido a su joven e imprudente hijo que no volara demasiado alto ni demasiado bajo.

No obstante las advertencias de su padre, Ícaro fascinado por lo maravilloso del vuelo se elevó por lo aires desobedeciendo a Dédalo quien no pudo impedirlo. Además, Ícaro se sintió dueño del mundo y quiso ir más alto todavía acercándose demasiado al sol, donde el calor derritió la cera que sostenía sus alas, por lo que las perdió. El desdichado y temerario joven acabó precipitándose en el mar


Existen así como esta muchos tipos de historias y leyendas en las diferentes culturas de nuestro mundo, Incas, egipcios, mayas entre otros, llegando a hacer referencia a personajes de diversa índole con capacidad para volar como las brujas, que tenían la habilidad de volar en una escoba. Sea cual fuera la razón, la semilla del deseo de volar estaba plantada en la mente del inquieto ser humano.

En el siglo XIII El monje inglés Roger Bacon concluyó que el aire podría soportar una máquina, de la misma manera que el agua lo hace con un barco hecho que trato de demostrar Da Vinci.

Leonardo Da Vinci realizó diseños que, según los expertos, inspiraron la creación de la hélice, el helicóptero, el planeador y el paracaídas. Además, concibió al ornitóptero, un aparato con alas como las de un pájaro que se podían mover mecánicamente. Para Da Vinci quien analizo la anatomía de las alas de las aves y estudio la fuerza muscular del hombre pensó que esta podría permitir el vuelo de sus diseños, lo cual resultó falso años después. Fue el primero en aplicar por primera vez técnicas científicas para desarrollar sus inventos

Los experimentos que fracasaron fueron los que intentaron imitar el movimiento de las alas de las aves con paletas o alas movidas por los brazos de los hombres; y los mayores éxitos y avances se alcanzaron con el estudio de los planeadores. En general, los aportes de la época estuvieron enfocados a la aerodinámica y estabilidad del vuelo.

La primera ascensión de un aparato tripulado se produjo el 15 de octubre de 1783. Se trataba de un globo diseñado sobre la base de los principios físicos descritos por los hermanos Montgolfier. Esos principios afirmaban que un objeto podría elevarse siempre que éste pesase menos que el aire atmosférico que le rodease. Sabido que el aire caliente pesa menos que el aire frío, se construyó un globo con una envoltura de tela y se calentó el aire de su interior. El éxito fue inmediato, apareciendo numerosos seguidores que imitaron y mejoraron el invento.
No obstante, mantener el aire a una temperatura suficientemente caliente con respecto al aire exterior planteaba un problema: al enfriarse, obligaba a calentarlo de nuevo mediante algún método a bordo del globo, lo que significaba hacer una hoguera en un espacio reducido y llevar suficiente leña u otro material combustible. La solución estuvo al utilizar globos que albergaran en su interior gases más livianos que el aire, y por tanto que no necesitaran calentamiento. Uno de los gases que resultaba interesante era el hidrógeno, por su facilidad para conseguirlo, pero su punto en contra era la seguridad: el hidrógeno explosiona en contacto con la atmósfera, resultando por tanto de difícil manejo y muy peligroso; no era útil en globos con superficie de tela y con facilidad para romperse. El uso práctico del globo fue escaso. Se empleó durante algún tiempo como medio para la diversión y también la observación, especialmente en tiempos de guerra. En este caso, se ataba a tierra para evitar que se desplazara; a este tipo de globo se le llamaba cautivo.

El ingeniero aeronáutico George Caley en el siglo XIX hizo pruebas con cometas y planeadores que transportaban a seres humanos, y diseñó un aparato en forma de helicóptero propulsado por una hélice en el eje horizontal. Fue considerado en Inglaterra como el padre de la aviación.

Es Increíble como la Aviación ha ido desarrollándose en esta ultimas décadas si uno quisiera transportarse en el tiempo y remontarse al siglo XIX podríamos conocer a destacados inventores europeos y ver cuan intrépido fue ese deseo de volar como el francés Clément Ader (1841-1926)y el alemán Otto Lilienthal (1848-1896).
Ader invento un avión propulsado por un motor a vapor de 2 cilindros, llevándolo a volar en sus primeras experiencias a 20 cm de altura y un recorrido de 50 metros, debido a que su nave no tenia cola y ningún control lateral, posteriormente trato de crear una nave en forma de murciélago. Lo que hay que destacar en este francés es que el fue el primero en denominar “avión” a este tipo de aparatos.
El que realmente es considerado como el primer hombre que voló y aterrizo con seguridad es el alemán Otto Lilienthal, quien desde joven tubo una serie de accidentes tratando de volar, cuentan que en una de estas aventuras se partió las piernas al tirarse desde un molino con unas alas atadas a los brazos. Este brillante ingeniero escribió un libro en 1889 llamado “ el vuelo de las aves una base para el arte de volar”, haciendo publica sus investigaciones en este campo.
Aun que no tubo éxito en sus primero vuelos ya que la forma de obtener propulsión inicial era tirándose de una colina y el control del avión dependía del balance del conductor, pudo alcanzar los 25 metros de altura.
Llego a realizar 2,500 vuelos planeas y murió en uno de sus intentos

Finalmente un 17 de diciembre de 1903 en Carolina del Norte dos hermanos Orville y Wilbur Wright pasaron a la historia al lograr elevarse durante 59 segundos a unos 260 metros de altura, en una aeronave más pesada que el aire propulsada por motor. Gracias a esta hazaña son considerados mundialmente los padres de la aviación.
Fueron grandes seguidores de Otto Lilienthal, a la edad de 30 años construyeron una cometa biplano con un dispositivo que por cuerdas desde tierra alabeaba las alas. El resultado fue satisfactorio. En 1890 escribieron al ingeniero franco americano Chanute para pedirle consejo, y éste respondió, iniciando una relación que fructífero considerablemente.

En septiembre de 1900 volaron en Kitty Hawk (Carolina del Norte) su primer planeador tripulado. Al principio se probó el prototipo con un peso equivalente al del piloto, para luego insertar a uno de ellos en posición cúbito prono. Como la cometa, tenía mando lateral por alabeo de las alas, pero también un timón de profundidad por delante de las alas, careciendo así de superficies verticales.
El segundo planeador (Flyer II) ensayado en 1901, le sirvió para averiguar la curvatura óptima del perfil de ala.
Aunque los cálculos y experiencias de Lilienthal les habían servido como experiencia observaron que no eran siempre fiables, por ello Orville hizo un pequeño túnel aerodinámico para probar perfiles de alas. Después de probar con 200 alas obtuvieron unos resultados más fiables. El tercer planeador (Flyer III) realizado en 1902 logró superar 180m de alcance en un minuto.
El próximo objetivo que se plantearon los hermanos fue insertar al avión un propulsor, por lo que construyeron su propio motor: un cuatro cilindros en línea de 12cV que probaron en 1903. También lograron desarrollar una hélice suficientemente eficaz que tuviese un rendimiento aceptable. Ambos hermanos se echaron a cara o cruz quien sería el afortunado en volar primero, y Wilbur ganó la apuesta. El aparato llegó a despegar pero se encabritó y entró en pérdida. El 17 de diciembre de 1903, ahora Orville Wright ante la presencia de cinco testigos llegó a realizar un vuelo ondulante de unos 36 metros en 12 segundos, despegando en unos 12 metros. Acaba de tener lugar el primer vuelo sostenido y controlado de un aeroplano de la Historia. Perfeccionaron su invento y consiguieron realizar un circuito cerrado en vuelo. Al año consiguieron recorrer 38km.

El ser humano en los últimos años ha alcanzado logros impresionantes en el ramo de la aviación comercial, ni Da Vinci o los hermanos Wright se hubieran imaginado verse volando a 10 mil metros en monstruos halados que llevan mas de 800 pasajeros o en un trasbordador espacial llegando al espacio, donde se esta iniciando un vuelo a las estrellas donde ningún hombre ha llegado jamás.
Hoy por hoy volar es algo cotidiano y normal, finalmente el hombre llego a alcanzar ese sueño milenario, “ Volar”

Entradas populares de este blog

Día de la Madre por Zadí Desmé

Transhumanismo por Zadi Desme